30 de julio de 2008

Imaginense... Es gratis...

Están desnudos, internados en una zona boscosa y sin rastro de persona alguna alrededor, en medio de un estanque de agua cristalina templada tirándole a helada, solos y es medio día, aproximadamente las 2 de la tarde. Una piedra, piedrota de aproximadamente 4 metros de alto, se suben y se lanzan al estanque de agua cristalina; Se sumergen tanto que creen casi imposible el poder salir a flote vivos, el agua empieza a tomar un sabor salado, lo saben por el agua en sus bocas al querer respirar y salir a flote lo mas rápido, ya no están desnudos, traen traje de baño y puesto un chaleco salvavidas color negro. Logran salir a flote con vida y se dan cuenta que la zona boscosa desapareció, están ahora en el medio de altamar, solos y es la misma hora, solo traen el chaleco, el azul cristalino del estanque ahora se torna azul verdoso y profundamente oscuro, pero no sienten nada de pánico, están tranquilos, no hay absolutamente nada de ruido, solo el silbar del mar azotándose a escasos 200 metros de distancia, a lo lejos la playa, la civilización, la gente aglutinada en casas construidas estratégicamente en los cerros aledaños a la costa, para subsistir un poco al calor insoportable que ahora tu también estas sintiendo. Por una extraña razón saben nadar excelente y también flotar, por la misma extraña razón deciden quitarse el chaleco y acostarse a flotar, a olvidarse por un momento del trabajo, de las preocupaciones, de los amores infructuosos y de todo eso que se hace llamar vida cotidiana. Se concentran en el azul, casi, despejado del cielo, el agua (estando flotando) tapa el poco sonido que entraba por las cavidades auditivas (orejas). Solo escuchan el palpitar de su corazón, escuchan también su voz interior y ella les dice: “dentro de poco tienes que regresar a tus labores, esto no es para siempre”…

Se molestan tanto de que su voz interior tenga tanta razón que intentan ahogarla sumergiendo la cabeza hacia atrás, al hacer esto, recuerdan que están solos, el mar se torna mas y mas negro, y que no saben nadar, empiezan a patalear y mas y mas se hunden, y siguen escuchando su corazón latir, pero ahora cada vez mas fuerte y mas lento, mucho mas lento, es mas, escuchan los últimos 7 latidos, pero no, no mueren, despiertan en una cama kingsise cubierta por edredones blancos y unas 8 almohadas, el cuarto es azul claro, y el ventanal que esta a su izquierda es tan grande que bien pudiera ser una entrada de cochera, los rayos de sol que iluminan la habitación fueron los que los despertaron, eso y el trinar de un pájaro a lo lejos. Ya por ultimo al levantarse de la cama (que es casi imposible, pero lo intentan y lo logran) el suelo es de mármol, un mármol muy, pero muy frío, tan frío que no quieren ponerse nada en los pies, lo disfrutan, llegan al comedor, es chico y rudimentario, pero el desayuno ya esta esperándolos, aquí les dejare elegir el desayuno de su preferencia, al momento de querer hincarle el diente, postran sus brazos paralelos al plato y justo cuando van a coger el tenedor, abren los ojos y ustedes, si ustedes, están en un ordenador, computador, o lo que sea o donde sea que estén leyendo este post.

Yo por mi parte, estaré desfrutando de todo eso, me voy de vacaciones, rancho, playa, casa, comida calientita, saludos desde ranchoutopia….

2 comentarios:

pavel dijo...

Ja.. Excelente mi Fhercho, que disfutes tus escasos 8 dìas o bueno 7 dìas (número que tanto te gista) de felicidad.. Pero no olvides "Nada es para siempe"
Saludos Maibroda.

Catastrophe K dijo...

VACACIONES... Yo me voy a ir a un SPA a Ajijijic na´ más un día para regresar con buenas vibras.