11 de agosto de 2009

Esto no es un Síndrome...

Si todos dijéramos la verdad, todo sería tan aburrido…

Se tiende a mentir para evitar dar explicaciones, para no tener que recibir un regaño o para obtener algo a cambio, en los tres casos es solo para satisfacción personal, por ejemplo, yo le puedo mentir a un niño para no tener que molestarme explicándole acerca de algo, pero me justifico con la idea de que el niño es muy joven para entender la verdad.

La verdad, es muy subjetiva, y depende de con que ojos se vea y el tiempo en el que se vea, es buena o es mala, cabe aclarar que no estoy viendo la verdad o la mentira con una lupa moral, solo intento desmenuzarlas y llegar a un punto que mas delante aclararé.

La verdad es subjetiva y pese a quien le pese, la verdad es más satisfactoria (a la larga) que una mentira, aunque una mentira bien elaborada es muy satisfactoria a corto plazo, pero hay que tener buen ojo para poder cachar las mentiras, pues recuerden que todas las personas mienten y entre más cerca los tengamos es más fácil identificar la mentira.

Para que exista la mentira deben de existir varios factores, el primero, el mentiroso que trae consigo el segundo factor, la verdad y el hecho es el tercer factor, que es el único factor que es conocido por el cuarto factor, el mentido.

Para que el mentiroso le oculte al mentido una verdad a base de mentiras respecto a un hecho, debe de haber cierto sentimiento o empatía hacia el mentido, que este sentimiento no lo metí dentro de los factores pues es muy variable y siempre las justificaciones para amparar este sentimiento son muchas y muy variadas, entonces no entraría como factor realmente, sino mas bien como una variable.

Ya tenemos los factores (constantes) y la variable (los sentimientos), ahora el hecho de mentir, para mentir hay muchas maneras, muchas formas y kilos y kilos de palabras de por medio. Se sabe como conocimiento general, que una persona que miente, nunca te ve a los ojos directo, pero eso es mas falso que una moneda de 3 pesos, pues las personas que realmente están dispuestas a mentir, están dispuestas a mirar a los ojos.

Lo que si hacen las personas que mienten es especificar y puntualizar sobre algo irrelevante, por ejemplo, si su pareja les puso el cuerno el día de ayer por la noche, al momento de preguntarles, su pareja puntualizara en muchos aspectos, hasta en que ceno, como ceno, con quien, cuanto le cobraron, el tipo y color de ropa que llevaba puesto, el tipo de cena a la que fue, los asistentes de la misma y el nombre de las esposas de los mismos, hasta podría especificar los pleitos de una de las mujeres con uno de sus compañeros. Dirá todo esto, eso es la mentira, cuando pudo haber contestado con un simple, fui a cenar. Otro de los errores comunes para localizar una mentira es suponer que cuando se desvía el tema desde el inicio, pero ahí entraría más la situación y no tanto la verdad como tal.

Ahora, esas son mentiras aplicadas o mentiras de momento, las mentiras “largas” son más complejas, pues aplican más a las discusiones del tipo argumentarías, como cuando dos personas están alegando de, supongamos, chocolate o vainilla, una persona defenderá a capa y a espada la vainilla y el que tendría que defender el chocolate, solo se dedica a atacar la vainilla y a dar argumentos personales en contra del interlocutor pro-vainilla, la vainilla saldría perdiendo por obvias razones, y el chocolate sin que se le diera un argumento real ni valido, ganó. En este caso la verdad fue opacada por una serie de mentiras (aunque hubieran sido reales las acusaciones en contra del interlocutor, son mentiras para el contexto que se está manejando) y por un puñado de ataques en contra de la vainilla. Estas también son mentiras, y como les dije, son más largas y tienen a argumentar muchas verdades sobre una mentira general, o sobre una afirmación que carece de realidad.

Las falacias en las discusiones argumentales, son muy comunes, y más cuando intentas vender una idea, o en el último de los casos, cuando al menos no quieres que la idea de tu interlocutor gane. Esas disputas son las que me gustan, son las que me llaman la atención, son las que me atraen, son en las que me empeño en no perder y al final poder (a veces) salir victorioso, aunque muchas de las veces no se trate de ganar o perder, solo poder poner tu punto de vista en claro.

Lo más fácil para hacer esto, es ver los puntos débiles del interlocutor, los puntos flacos, las mentiras que puede decir y que tema esta evadiendo sutilmente, entonces, dar estocadas de poco a poco, ofrecer equivocarte y ver cómo reacciona ante tus errores, no sobresaltarte nunca, nunca de los nunca, alzar la voz, gritar te quitara no solo la veracidad en tus palabras, sino que te hará ver como desesperado, en cambio cuando tu interlocutor grite, solo limítate a sonreír y a seguir sereno, esto lo alterara mas, al punto de que cambie de tema, te golpee o te escupa o te lance un vaso de brandy, cuando tienes dominada la situación ya no se ve esto como un insulto, sino más bien como una bebida gratis…

Una vez dadas las estocadas, los rodeos, hasta los errores a propósito (errores de palabras, o de tiempos o de conjugación) hechos por ti, ahora atacas con el arsenal. Puedes empezar por endulzar el ambiente, la variable de hace rato, hacerla constante a tu favor, después atacas sutilmente con argumentos personales, nunca enfoques tu mirada en el interlocutor y ahora si, desmenuzas tu argumento a más no poder, para este entonces, tu interlocutor no te dejara hablar, pues estará queriendo rebatir todo lo que dices a base de gritos o de ironías, a es cierto, siempre cuando estás en el momento del ataque, jamás uses sarcasmo o ironías, a menos que ese sea un lado flaco del interlocutor y halla audiencia (es peligroso, pues puedes recibir la bebida gratis con todo y vaso), no te distraigas con tu sonrisa, ni en la cólera espumosa de tu contrincante, pues en este punto, ya se ha vuelto una lucha de palabras y no precisamente altisonantes. Ahora ha llegado el clímax, si no te han golpeado o lanzado algo o cambiado de tema (Que es lo que hace la mayoría) , es momento de la estocada final, es momento de ganar los argumentos, ataca el razonamiento de la otra persona, es la parte mas difícil, pues tienes que saber jugar con las palabras, ahora jugaras con las palabras de la otra persona, utilizar el “tu dijiste”, y si para este entonces la otra persona no te ha hecho nada, seguro estará gritando y tu ya solo espera el ganar.

Una vez terminada la disputa, mírale a los ojos y enarca las cejas, aunque halla cambiado el tema o aunque hubiera dicho con tono sarcástico el “si si, lo que tu digas”, has eso, es la misma señal que poner en Angulo recto tus dos brazos cerrando los puños, y, bajarlos y subirlos, en esa posición lentamente una y otra vez…

8 comentarios:

Lolita dijo...

eres un choro mareador ... que mentiroso eres, me cae!!...

Tambien te pueden aplicar la de "no-estoy-interesada-endarte-o-venderte-un-cigarro" ... jajaja


POKER-PUNCH!

:D

SuperFandeMafalda dijo...

Un ex novio, discutia y mentia igualito a como describes la actitud asi, pasiva y parsimoniosa que deberia tener un buen mentiroso experimentado...eso asi, asi mentia. Me gusto este post. Aunque sere sincera, me perdia en algunas lineas y tenia que volver a leer...pero finalemente comprendi jijiji. Gracias por pasar a saludarme. Ya aca ando reportandome con los cuates. Cuidste mucho y buen fin de semana.

Isady dijo...

Caray¡¡¡ Pero si es toda una tesis de la "mentira"... yo no confiaria en ti...me cae...jajaja ntc...

Interesante... lo aplicare a ver ke tal los resultados...jajaa

Saludos¡¡¡
Pasaba por tu blog...

Livier dijo...

wow!!
me gusto y creo que soy buena a la hora de esas discuciones por que hago todo eso :P


mil gracias por tus palabras me hicieron bien :)

prozac dijo...

a! que mentiroso eres, solo me queda decir que tu eres de los mios, alguna vez tenia que mentir y daba pelos y señales que podria ahorrar con "fui a cenar" pero eso solo los mentirosos lo sabemos y claro que miramos a los ojos pero si nos supieran identificar cuando mentimos o te mienten las pesonas volteamos al lado izquierdo esto significa que está accesando el centro creativo del cerebro.

Paula Shultz dijo...

Ja! qué cosas, supongo que este post podría considerarse un manual práctico... aunque honestamente no creo tener el valor para usarlo.
El dato de permanecer siempre sereno a pesar de los gritos es algo que nunca he podido lograr xD

Saludos.

Pandora! dijo...

me estoy dando una vuelta por tu blog y me gustó bastante, me tendrás de visita seguido, saludos!

Princess dijo...

hola gracias por comentar en mi blog XD y si, es personal, de mi vida, es para mmmmm....sacar lo que traigo por dentro XD