1 de diciembre de 2008

Sindrome de Generosidad

Siempre he estado en contra del comercio informal, me podrán llamar tacaño, culero, codo o lo que sea, pero es simple y lo explicaré. Soy alguien que trabaja, le pagan modestamente, pero el punto es que yo y al igual que todos los que trabajamos “honestamente” pagamos una cantidad “moderada” de impuestos, dinero que, sirve o no, para el servicio público, alumbrado, calles, y un larguísimo etcétera. Pero hay gente que aunque trabaje honestamente no los paga, y eso, mis queridos 2 lectores, no está nada bien.

“Propina no es un país al norte de generosidad”
Si bien, la propina nos la han impuesto en muchos establecimientos, como una costumbre meramente anglosajona, pero es solo eso (aquí), una costumbre. Que es la propina? La propina es el 10% del total de la cuenta y que se va directamente para los meseros, los meseros son personas trabajadoras como tu o como yo que recibe un salario (deducible de impuestos) y que no obstante con eso, recibe el 10% de lo que cobra el restaurante en cuestión; Pero por ese 10% no se declaran impuestos, entonces, la propina no solo es una costumbre, sino que también es una limosna.

Los meseros son, en su mayoría, estudiantes, personas que toman ese trabajo de medio tiempo para ganar un dinerito mas, y que a base de su “excelente” trabajo, llegan a recibir mas propina que otros, ya sea por una sonrisa o por sus servicios muy rápidos (de calidad cabe decir). Y llega a ser tan mal visto no darle propina a un mesero “bueno” que para tu próxima visita y si este se acuerda, serás mal atendido.

Pero díganme ustedes, los trabajadores tenemos, por ética (luego hablamos de ética como tal) laboral, dar un excelente servicio, dentro de lo que cabe en nuestras posibilidades y no por eso tenemos que exigir “siempre” una propina o una limosna o algo, una retribución voluntaria si, pero, como lo dije, cuando algo se sale dentro de nuestras posibilidades y hacemos un esfuerzo extra, ya sea (en el caso de los meseros), no se, conseguir un postre extraño y todo eso (recuerden la premisa, “el cliente siempre tiene la razón”). Entonces si estos “meseros” hacen su trabajo de maravilla, el servicio excelente y de muchísima calidad, no hay necesidad de darles nada, al fin y al cabo el establecimiento deberá de pagarles lo que se merecen sin necesidad de tenerles que dar esa limosna del 10%.

Ya se lo que van a decir, “es que los meseros ganan (ganamos) una mamada de dinero sin las propinas”. Usted se ha puesto a pensar cuando gana el chofer del camión que lo lleva hasta su trabajo? Si se entera de que gana una mamada, le va a dar “propina”? o el taxista? O el taquero? O… o cualquier persona que trabaje y que al hacer su trabajo como tal (de calidad, puede no leerse lo del camionero, pero piense que los camioneros son excelentes trabajadores) le brinde un servicio, estaría usted dispuesto a pagarle el 10% mas de lo que le cobran. A fin de cuentas es pedo de la empresa y hasta cierto punto de cada quien lo que gana, si no gano lo que quiero ganar pues, o pido un aumento o demando a la empresa o me cambio de trabajo o sabrá dios que otra cosa se les pueden ocurrir.

Así como dije que pensaran en la calidad de los choferes de autobuses, pues pensemos que TODOS los restaurantes tienen una calidad excepcional en su servicio de meseros, rápidos, amables y que consigues todo tipo de combinaciones raras en los platillos, que están guapos o guapas y que siempre tienen lo que pides. Ok, puede que halla exagerado un poco, Pero si en un restaurant te atienen bien, tu vas a volver y lo vas a recomendar, entonces ese restaurant tendrá mas ventas y es a causa de los meseros, entonces, ese mesero ha producido un beneficio mayor a la empresa, lo que hace que la empresa le de un aumento (cosa que no sucede, porque los meseros reciben las propinas y ellos están cómodos con el sueldo de caca que reciben y las propinas generosas de los clientes).

Lo mismo aplica para los limpia parabrisas, vienevienes y para todos los demás comerciantes informales que reciben cantidades, casi, exorbitantes de dinero y no pagan ni un quinto de impuestos por su salario o lo que debería ser su salario. Todos estos juegan (a beneficio de la cultura popular) con el sentimentalismo humano de las personas, que pensamos que ayudar esta bien, y que al fin de cuentas, una moneda no se le puede negar a nadie.
Y hablando de monedas regaladas y no negadas, y sentimentalismos pedorros, hablare del mayor negocio por el estilo, que hay.

“El corazón del teletón hace blin, blin, blin”

Hace años cuando inicio esta onda, llamada teletón, yo creía en mi ingenua cabeza, que era real, y que todo lo que se reunía eran donaciones altruistas de personas y de empresas, que ayudaban a niños con (en ese entonces catalogados) “capacidades diferentes”, también creía en el chupacabras, pero esa es otra historia.
El teletón es un negocio, altamente remunerable, y que es un arma de doble filo, y voy a explicar porque, primero; Todas las empresas ya saben cuanto van a donar, pues donaran para no tener que pagar impuestos o sea, una forma muy hábil de “evadir” impuestos, y muchos, entonces, ese dinero que “legalmente” nos pertenece a todos se va a hospitales para niños con “discapacidades” y que no voy a criticar en nada a los hospitales, pues del tema no estoy muy informado.
Lo que van a decir es algo que va de la mano de la cultura popular y es: “Si se pagaran esos impuestos el gobiernos se los robaría y no habría ni calles pavimentadas ni hospitales crit, por eso creo que es mejor el teletón”. O sea, mal de muchos, consuelo de… (todos reprobamos, pero yo fui el mas alto).
El problema, al igual que con el de las propinas, radica en el jefe (administrador) en este caso el gobierno, que permite tremenda evasión de impuestos mediante causas altruistas o de beneficencia, ya sea, teletón, redondeo o cualquier otro programa de donaciones “voluntarias” y de mínima aportación por el público.
No estoy pidiendo que donen o que no donden, cada quien puede hacer con sus pesitos lo que bien le venga en gana, por mi pueden redondear y redondear y hacer “tu tu tu” con el corazón del teletón. Lo que si no me gustaría saber es que ustedes se tragan toda esa basura los días 4 y 5 de diciembre, escuchando a lucero llorar o a adal ramones o a cualquier actor decirles que un niño en una silla de ruedas no puede hablar y quiere conocer a RBD. Si quieren escenas reales y desgarradoras vayan al hospital mas cercano. Si lo que quieren es ayudar hay muchas formas diferentes de ayudar a gente, realmente necesitada y por favor no te creas lo que te pasan en cadena nacional (recuerda que es también una premisa de costumbre popular el no creer en todo lo que te pasan los reality shows o los talk shows).
“Tu mamá es tacaña”
Y ya para no tener que sonar mas mala onda, me queda decir, que no, no soy codo, si he llegado a dar propinas, he llegado a redondear, he llegado (involuntariamente) a comprar productos que “ayuden” al teletón, pero no por eso creo ni estoy a favor de tanta falacia.
Pero no esta por demás sopesar que importa mas, un doceavo o treceavo centro de rehabilitación o un mejor país, y se que sonará romántico, pero es una realidad. Hay mas pobres que niños con discapacidad, hay mas indocumentados, hay bastantes secuestros, asaltos y mas cosas… No quiero dejar con esto a un lado el apoyo a las personas con alguna discapacidad, pero no se me hace justo que se empeñen cantidades tan exorbitantes de dinero para un grupo de personas en específico.
No espero que estén de acuerdo conmigo, solo les digo esto, cada año, aunque la economía en México este de la chingada, logran pasar la meta, y no es por el corazón bondadoso de millones de mexicanos, es porque cada año, ya saben que la meta se va a lograr, los impuestos ahí están, solo falta que llegue el dia, sacar a un grupo de enfermos en tele directa durante 24 horas y que un puñado de mexicanos vaya a donar al banco o que los estudiantes de las escuelas vayan a botear en los semáforos. Piénsenlo

8 comentarios:

lili dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
PashmiNa dijo...

Hola

Yo no creo en el teletón, me choca esa clase de engaño, ya sabemos que cada año se logra la meta y la hacen de tos haciendonos creer que van super abajo a las 11:00 pm y eso... sinceramente no es que no quiera que los niños se rehabiliten pero odio la clase de mentiras que usan para manipular a la audiencia y lo que no me cabe en la cabeza es que si estan viendo la epoca de crisis en la que estamos por qué demonios se atreven a pedir dinero??? osea, falta de criterio

Saludos!

Pequeña Saltamontes dijo...

Un amigo me contaba que hay montones de maneras de evadir impuestos y una es precisamente el Teletón.

Me contó que tan sólo Telmex pagó mucho menos de impuestos anuales que lo que cierto servidor público pagó nada más en un mes.

Y si a eso le añades lo de los estudiantes que botean, que según me han contado otros estudiantes se clavan la lana, pues no...

¡Ya hasta los niños de la paquetería y los empleados de los baños público te piden propina! Y eso que a veces hay letreros de que no des propinas que para eso tienen un salario.

Lamentablemente, como también mencionas, luego te ven feo y la agarran en tu contra.

Chale.

Beck's dijo...

A la chingada, a la chingada, a la chingada....

El puto teleton me ayudo más mi odio hacía este puto mes de consumismo a lo pendejo y brillantes esferas, luces apantallapendejos, nacimientos donde hay puro puto santo, en fin. Yo si suelo dar propina, fíjate pero lo hago por esa puta razón, para que el pendejo al que el restaurant que regularmente acudes te atienda "mas mejor" en tú próxima visita.

Y eso del teleton y evadir impuestos y etc. etc. No lo pueden parar, las empresas son las que aportan más del 90% del dinero. Y si, efectivamente, siempre se va a llegar a la meta. Y este año los mexicanos aún sumergidos en esta crisis LOGRAREMOS SUPERAR LA META, NUEVAMENTE !!!

Arrrghh Odio profundamente el sistema. Fher chinga tu madre por recordarmelo.

meduzzXa dijo...

No se quien eres, llegue a este blog brincando entre blogs pero escribes muy similar a un viejo amigo de la carrera.
Respecto a las propinas, yo no doy dinero porque no me gusta regalar algo que me costo tanto para alguien que no desea trabajar decentemente.
De los meseros si lo hago, y lo hago porque yo fui mesera y NO TENIA SUELDO, vivia solo de las propinas.

Fhercho dijo...

lili.- no te conviertas en mesera... Y nadie puede decir que no existe, nadie lo ha visto

pasmina.-A la gente que gana dinero lucrando con el sentimentalismo de los demas, no les importa sea cual sea la crisis... pero ese no era el punto, el punto ya e me fue.. sorry

pequeña saltamontes.- Claro que agrran en tu contra, es lo malo de dar dinero, si regalas dinero cuando no puedas dar te lo pediran y exigiran

becks.- yo tambien te quiero, y yo si te he visto botear para el teleton, hasta tu pulserita llegaste a usar... no te hagas putito

meduxxa.- lo de escribir igual que alguien que conoces, es bueno o malo?... En fin, gracias por saltar hasta aca, espero que regreses por el cambio o por mas posts....

~PakKaramu~ dijo...

Hallo There

Mexico blogspot?

Pequeña Saltamontes dijo...

Ja... eso que me respondiste me recordó cuando compraba croquetas para el gato que se aparecía en el patio.

A veces no tenía para comprarlas y no le daba ¡y el mugroso me las exigía! Maullaba de un modo bastante característico y molesto.

Y nada más por eso, dejé de darle comida...

Malagradecido :P