12 de julio de 2010

Politicamente incorrecto

[NDE], si usted es panista de veracruz, puede ahorrarse el texto e irse a chingar a su madre, sino, puede leer el texto a continuacion, y disculparme por la cantidad de malas palabras, pero es que, en algun lugar tengo que poder decirlas.

A partir de la secundaria, empecé a opinar en mi casa (aunque no se me tomara en cuenta, pero lo intentaba) y en las reuniones familiares y más cuando llegaban los hermanos de mi abuelo, que son un grupo de sombrerudos-bigotoes-priistas de hueso colorado, con una carrera policita bastante conocida.

Cuando platicaba con ellos, mi tío, el ex-senador, solo se limitaba a decir a risotadas a mi abuelo, “este muchacho tiene potencial” e inmediatamente mi madre me lanzaba la mirada de “si dices una palabra mas así te va a ir, mejor vete a descular hormigas” (su mirada, dependiendo de la situación, decía mas palabras altisonantes, era un regaño psicológico, un encanto de mujer).

Años mas tarde, anduve en la carrera política de un hermano de mi mamá, yo era como su, acompañante y/o chalan, mi función era, desde sacaborrachos (mi tio y algunos compinches de él), sonsacador con la tía, cuentista chino, apostador (ok, de aquí mi adicción) y hasta conductor ilegal (no tenía ni 15 años). Sabía quien ganaría las elecciones y que había que hacer para acarrear gente para las urnas. A por cierto, también aprendí a usar casi cualquier objeto como destapador de cervezas (de ahí mi pericia).

Mi tío se dio cuenta de la corrupción y como no le tocó hueso, pues se salió, yo, pues entre a la prepa y me valió mas todo. Para ese entonces, opté mas por otra política, la del cambio, la de la derecha, la que “supuestamente” prometía mucho, digo, el candidato en turno nos dio uniforme para el equipo de futbol, era mera conveniencia, nada de convicción.

Después, me analicé detalladamente, me fijé fríamente al espejo y con todo y daltonismo, me vi, muy rojo. Y frente al espejo era muy zurdo, así que, opté por la izquierda roja juvenil. Marchaba, pintaba, gritaba, discursaba (también inventaba palabras). Después me di cuenta que era repetir lo mismo una y otra y otra y otra y otra vez, que si bien hacíamos algo por alguien, pero dejábamos de hacer más por nosotros mismos como personas.

A lo que voy, conozco suficiente de política, mala, buena, chafa, corrupta, honesta y todo eso, me podría declara apolítico, pero no, tengo convicciones y cada que puedo refunfuño y hago meditar a quien se deje.

Estaba en el sureste mexicano, y se terminaron los viaticos y nos toco regresarnos en camión. ADO platino, de super lujo, digo, 10 supuestas horas de viaje, vale la pena tenerlos en un camión con todas las comodidades. La salida era a las 10 de la noche, justo la hora buena para pasármela dormido todo el camino.

12 de la noche, me despierto, una tormenta azotaba el camión, me asomo por la ventana y me percato que estábamos detenidos en medio de la nada, un accidente, pensé.

1 de la mañana, me vuelvo a despertar, la tomenta había cesado, el camión, detenido en el mismo lugar y todos los pasajeros (24) roncando al unísono, yo me levanto a preguntarle al chofer del autobús que es lo que había pasado, este me responde, “pues unos tipos bloquearon la carretera”, mente un “chingao” y me fui a dormir.

7 de las putas mañana, a esta hora tendría que estar bajándome del camión y tomando un taxi para mi casa, pero no, el camión, seguía parado donde putas mismo, ya los 24 pasajeros estaban medios despiertos y algunos estaban apenas mentando madres con lo sucedido, yo como todo buen previsor, saque mi desayuno, unas galletas, jugo, yogurth de fresa y un cigarro, estos me los receté fuera del camión, sentado a la orilla de la carretera. Las tipas de la fila 3 se me quedaban viendo, podía ver sus miradas maldiciéndome un poco.

8 de las pinches malditas madres mañana, una vendedora de tamales y otra de pan, pasaban vendiendo sus chunches, las tipas, devoraron gran parte de su vendimia, el hambre es cabrona, pensé, para estas horas y con tanta desesperación mi mente es muy vulgar.

Unos hijos de su PUTA (su pudiera hacerlo mas mayúsculas lo haría) panistas de mierda cabrones hijos de la chingada (en ninguna de las palabrotas recién escritas hubo falta de ortografía, así de fácil debería de ser redactar), decidieron que el sistema electoral no es fiable y como no estuvieron conforme con las elecciones del estado de veracruz, pues como buenos derechistas salvajes que son, no les quedó mas que bloquear la circulación de 5 puntos en el sureste, alcoholizados y durante el tiempo que la hinchadez de sus pinches huevos quisiera.

Me recete el libro de la selva 2, hanckook, una película de Antonio banderas, dos siestas, medio play list del ipod, dos o tres chistes políticos con los pasajeros y por fin, a las putas 10 de la mañana ( y claro, tras haber revisado los acontecimientos en línea) el camión arrancó, el paso era lento, las señoras de adelante dándole gracias a dios, y yo rogaba a dios que no me dieran ganas de ir al sanitario, dios es grande, porque no me dieron ganas.

Llegamos a un paradero a comer unos tacos con sabor a gol de medio tiempo, ya como a las pinches 9:30 de la noche llegamos a la central, a todo mundo lo esperaba su familia preocupados y yo, solo con dolor de espalda y un taxista dicharachero que me estaba platicando del clima, no valía la pena contarle lo acontecido.

Me cagó de sobremanera la situación, mira que robarnos todo el puto dia, solo para protestar inconformidad, y que al final las cosas quedaron igual, gano el que ganó y punto, y no se hable mas, solo que los afectados fueron muchas personas, no solo su puto partido. No puedo evitar dar opiniones acerca de la legalidad del asunto, o de lo justo que es o no es, o de que es lo que resuelven al hacer esto. Pero por hoy, solo diré que me caga y punto.

Lo que me esta empezando a preocupar (no mucho) es la despreocupación de la gente por mi persona, bha, PUTOS panistas VERACRUZANOS.

La política actual me caga de sobremanera

2 comentarios:

.. Âtipicä Mäddië.. dijo...

si mandalos a la verga por culeros.

la mirada de tu mama me dio mucha ternura jaja

Gabrielle Dupré dijo...

La política desde siempre es una asco y la de ahora me choca aún más: las mentiras ya no sirven y eos no lo entienden con un maldito carajo!!!!!! ya no sirve!